Ginkgo biloba - Árbol sagrado - Árbol de los cuarenta escudos

El Ginkgo biloba es un árbol único. Un árbol especial que pertenece al pasado pero que se ha conservado hasta nuestros días.

8.50 € 8.50 € 8.5 EUR

0.00 €

Opción no disponible

  • Altura
  • Maceta (Medida/Capacidad)

Esta combinación no existe.

Añadir a la Cesta

Hace 270 millones de años, mucho tiempo antes de que los primeros dinosaurios caminaran sobre nuestro planeta, aparecieron los ginkgos. Las ginkgoáceas alcanzaron su esplendor en el período Jurásico en el que se llegaron a contabilizar 11 especies diferentes, pero hace 65 millones de años, y coincidiendo con la desaparición de los dinosaurios, comenzó su declive. Hace 7 millones de años, se extinguieron en América y 4,5 millones de años después lo mismo ocurrió en Europa. De todo aquel grupo de árboles que prosperó en tiempos en que los antepasados del hombre eran pequeñas musarañas que caminaban asustados bajo la sombra de los grandes saurios, sólo ha sobrevivido una especie, el ginkgo biloba. Los últimos ginkgos sobrevivieron en los jardines de templos budistas de China, Japón y Corea donde eran considerados árboles sagrados. Se cree que no existen en estado salvaje, porque aunque se han encontrado algunos bosques de ginkgos, se sospecha que no han nacido de forma espontánea. El ginkgo fue descubierto al mundo occidental en 1691 por el botánico alemán Kaempfer que vio algunos ejemplares en jardines de monasterios budistas japoneses, de donde se trajeron los primeros ejemplares que llegaron a Europa en 1717 y a América en 1758. Hay un enorme ginkgo biloba en Lengqi, provincia de Sichuan (China). Tiene 30 metros de altura y 12,4 de perímetro. Se le estima una edad de 1.700 años. El ginkgo es un árbol dioico, es decir, hay pies macho y pies hembra. La mayoría de los árboles son machos, en Europa el primer ejemplar hembra apareció en Suiza en 1814. En los jardines, se suelen plantar ejemplares masculinos, porque las hembras dan unos frutos que desprenden un olor nauseabundo al pudrirse. Los frutos de ginkgo, en su interior poseen una semilla comestible muy apreciada en Asia. Tostada, constituye un alimento muy popular en fiestas y banquetes. El ginkgo puede superar los 40 metros de altura, (se habla de un ejemplar en Dabao-China de 60 metros) y vivir más de 2000 años, edad que algunos autores elevan a 4000. Es un árbol muy decorativo, con unas hermosas hojas en forma de abanico que en otoño adquieren un llamativo tono amarillo. Las aplicaciones de este árbol son innumerables, además de sus semillas comestibles llamadas pake-wo, sus hojas eran introducidas en los libros por los monjes budistas para preservarlos de ataques de insectos y hongos. Por su resistencia al fuego se utiliza en varias zonas como cortafuegos natural. Además, posee diversas sustancias muy apreciadas tanto por la medicina tradicional china como por la ciencia oficial, a las que incluso se le atribuyen propiedades anticancerígenas. El ginkgo es un árbol muy resistente. No se le conoce ninguna enfermedad, soporta muy bien la contaminación, el fuego, las bajas temperaturas, la falta de luz e incluso la radioactividad. El 6 de agosto de 1945 explotaba en Hiroshima, Little Boy, la primera de las dos bombas atómicas lanzadas en Japón en la Segunda Guerra Mundial. Un ginkgo que se encontraba en los jardines de un templo budista, a 1 km. del lugar de la explosión quedó destrozado. Pero este superviviente del Pérmico no estaba dispuesto a morir. En la primavera siguiente, el viejo ginkgo brotó de nuevo. Hoy en día el árbol sigue vivo, y a su pie se puede se puede leer una inscripción que reza, "NO MAS HIROSHIMA". Riego: Abundante Exposición: Mucha

Especificaciones para Ginkgo biloba - Árbol sagrado - Árbol de los cuarenta escudos

Altura 10-15 cm o 50-100 cm o 60-80 cm o 100-125 cm o 125-150 cm o 150-175 cm
Maceta (Medida/Capacidad) 13 cm o 3-5 litros o 5 litros o 7 litros o 10 litros