Planta de incienso

Su nombre científico es plectranthus coleoides marginatus, se trata de una planta perenne oriunda de la India. Tradicionalmente es considerada como una planta protectora, que da buena suerte. Sus frondosas hojas tienen el borde en color blanco, aunque pueden variar las tonalidades a verde claro. Es llamada planta de incienso debido al agradable aroma que sus hojas desprenden al ser tocadas, semejante al del incienso. Precisamente, el incienso de quemar común se obtiene mezclando la resina de esta planta con elementos ignicientes mediante un proceso de destilación.

Planta de incienso

20/04/2016

Su nombre científico es plectranthus coleoides marginatus, se trata de una planta perenne oriunda de la India. Tradicionalmente es considerada como una planta protectora, que da buena suerte. Sus frondosas hojas tienen el borde en color blanco, aunque pueden variar las tonalidades a verde claro. Es llamada planta de incienso debido al agradable aroma que sus hojas desprenden al ser tocadas, semejante al del incienso. Precisamente, el incienso de quemar común se obtiene mezclando la resina de esta planta con elementos ignicientes mediante un proceso de destilación.

Consejos para el cultivo y mantención de la planta de incienso en el hogar

Incienso - Plectranthus coleoides marginatus


  • Es una planta muy vital, fuerte y resistente a la sequía. Puede desarrollarse adecuadamente tanto en el exterior como en el interior. En caso de cultivarla en el exterior, cuidar que la planta no esté expuesta al sol directo; si se escoge mantenerla en el interior, cuidar de mantener la planta en espacios abiertos donde el aire circule adecuadamente y que reciba luz natural (por ejemplo cerca de una ventana). Por lo regular, antes de alcanzar la longitud de 20 centímetros, sus tallos empiezan a curvarse; por ello esta planta puede mantenerse sin problemas en una maceta colgante, en la terraza o en el jardín.

  • Sobre el tema del riego, durante el verano es preciso aumentar la frecuencia; también podemos humedecer a las hojas usando un pulverizador. Pero no debemos encharcar la planta, ya que podría pudrirse. Durante el invierno debemos reducir drásticamente la frecuencia de riego, humedeciendo la base de la planta cuando empiece a secarse.

  • Cuando las ramas crezcan más de la cuenta se pueden cortar, pero el momento ideal para podar esta planta es justo a principios de la primavera, cuando las ramas sean demasiado largas. Deberíamos recortarlas más o menos a la mitad. Los tallos que separemos pueden ser aprovechados para hacer esquejes, ya que la planta de incienso tiene la propiedad de que puede reproducirse por este medio con mucha facilidad.