La Dionaea Miscipula, una planta carnívora

La Dionaea es una planta carnívora. En su proceso evolutivo empezó a alimentarse de insectos para cubrir la necesidad nutritiva que le ofrecía el deficiente suelo donde vivía, con un sustrato pobre en nitrógeno. Sin embargo, es una planta y, al igual que las demás plantas, desarrolla la función de la fotosíntesis y su nutrición no depende de los insectos que pueda atrapar. Aunque en su fase de desarrollo ofrecerle presas la ayudará a crecer más rápido y vigorosa. Cuando la planta atrapa a un insecto la boca que lo contenga se mantendrá cerrada durante una o dos semanas.

La Dionaea Miscipula, una planta carnívora

07/04/2016

La Dionaea es una planta carnívora. En su proceso evolutivo empezó a alimentarse de insectos para cubrir la necesidad nutritiva que le ofrecía el deficiente suelo donde vivía, con un sustrato pobre en nitrógeno. Sin embargo, es una planta y, al igual que las demás plantas, desarrolla la función de la fotosíntesis y su nutrición no depende de los insectos que pueda atrapar. Aunque en su fase de desarrollo ofrecerle presas la ayudará a crecer más rápido y vigorosa. Cuando la planta atrapa a un insecto la boca que lo contenga se mantendrá cerrada durante una o dos semanas.

Las plantas carnívoras son únicas. Su peculiar forma de conseguir nutrientes a base de insectos y como lo hacen es fascinante

Dionea muscipula - Planta carnívora atrapamoscas


Riego y nutrición

  • Para regar la dionea conviene utilizar agua de lluvia o agua destilada. Si empleamos agua del grifo, contribuiremos a volver el sustrato de la planta alcalino. El riego no debe ser desde arriba, es mucho mejor ofrecerle el agua en una bandeja, unos 2 cm de agua. Al ser plantas que provienen de pantanos están habituadas a tener el sustrato siempre húmedo. Al mismo tiempo, estando la bandeja llena de agua se humidificará un poco el ambiente, algo que es muy bueno para la planta.

  • Si la queremos alimentar nosotros mismos con presas, debemos tener en cuenta el tamaño y la regularidad con la que proveemos de insectos a la planta. Las presas deben ser de un tamaño apropiado para las trampas de la planta, si son demasiado grandes, podrían morir las hojas que contienen al bicho. Así mismo, el tamaño de las presas tampoco deber ser demasiado pequeño, pues la planta gastará más energía que la que recibirá y eso no será en absoluto beneficioso para la planta. La Dionaea Muscipula cambia sus hojas después de que la trampa haya cumplido tres cierres completos.

Transplante

  • Solamente será necesario trasplantar la planta cada dos años. El mejor momento es a principios de primavera, que es cuando la planta está más activa y, si lo hacemos en otro momento podríamos llegar a matarla. Durante el trasplante no conviene dejar las raíces completamente limpias, por lo que dejaremos un poco del sustrato antiguo, seguida y rápidamente colocaremos el sustrato nuevo con tal de que sus sensibles raíces estén el menor tiempo posible en contacto con el aire.

  • El sustrato idóneo de la Dionaea Muscipula es una mezcla de musgo especial y arena de acuario. No utilizar macetas de barro, pues estas dejarán minerales que se mezclarán con sustrato y afectará a la planta.