Infusión de hibisco, rico en propiedades y muy refrescante

El hibisco, conocido también como rosa china, recibe su nombre del griego ‚Äúibískos‚Äù que significa forma de malva. Esta planta, que produce unas grandes flores aromáticas, tiene muchas propiedades medicinales. Sus flores, en forma de trompeta, de color rojo intenso, se han usado tradicionalmente para preparar infusiones de hibisco alrededor del mundo, pero principalmente en Asia y en África.

Infusión de hibisco, rico en propiedades y muy refrescante

26/08/2016

El hibisco, conocido también como rosa china, recibe su nombre del griego ‚Äúibískos‚Äù que significa forma de malva. Esta planta, que produce unas grandes flores aromáticas, tiene muchas propiedades medicinales. Sus flores, en forma de trompeta, de color rojo intenso, se han usado tradicionalmente para preparar infusiones de hibisco alrededor del mundo, pero principalmente en Asia y en África.


Regar y abonar correctamente es muy importantes para el cultivo de hibisco.


RIEGO: Es una planta que exige unas condiciones de humedad ambiental constantes, sobretodo en los meses de calor, cuando las temperaturas suben. Sin embargo, nunca debemos pasarnos y dejar el suelo inundado, al igual que a la mayoría de planas, no es bueno para las raíces.


ABONO: El sustrato conviene que tenga unos buenos niveles de materia orgánica. Para mantener el suelo fértil, como le gusta al hibisco, es aconsejable enriquecerlo periódicamente con materia orgánica o abonos completos, siendo generosos sobretodo en el momento de brotación.


Como preparar una refrescante infusión de hibisco


Para preparar una infusión de hibisco necesita 1 taza de flores de hibisco y 3 taza de agua.


Pon las tres tazas de agua y la de flores de hibisco a hervir en un recipiente durante 10 minutos, luego retira la infusión del fuego y déjala reposar unos minutas más. Seguidamente cuela el agua y endulza la bebida con miel o azúcar moreno. También se puede tomar sin endulzar tibia o fría en verano, la cual es muy refrescante y muy rica con unas hojas de menta.


Una de las cualidades más destacables de esta flor es su capacidad para bajar de peso. Para esto, prepara una infusión y toma de 2 a 3 vasos al día, unos 20 minutos después de desayunar, comer y cenar. No endulzar la bebida y mejor tomarla tibia.


Preferentemente tomar el primer vaso en ayunas, agregando el jugo de medio limón exprimido y no comer hasta pasados unos 30 minutos.