El oro rojo de los cocineros, el azafrán

El oro rojo, así llaman al azafrán los entendidos en comida, pues es una de las especies más apreciadas y caras de las cocinas en todo el mundo. Esta especie otoñal, aunque no crece en cualquier tierra, el clima no es el factor principal a la hora de su cultivo. El tipo de suelo, en el que lo cultivamos debe ser el adecuado, este factor es mucho más importante. El azafrán se cultiva con bulbos y no con semillas, que por cierto, no son nada fáciles de encontrar. Lo mejor que se puede hacer es mirar en las tiendas especializadas en sitios donde sepas que se practica su cultivo, pues sin bulbos no es posible cultivar el azafrán.

El oro rojo de los cocineros, el azafrán

02/09/2016

El oro rojo, así llaman al azafrán los entendidos en comida, pues es una de las especies más apreciadas y caras de las cocinas en todo el mundo. Esta especie otoñal, aunque no crece en cualquier tierra, el clima no es el factor principal a la hora de su cultivo. El tipo de suelo, en el que lo cultivamos debe ser el adecuado, este factor es mucho más importante. El azafrán se cultiva con bulbos y no con semillas, que por cierto, no son nada fáciles de encontrar. Lo mejor que se puede hacer es mirar en las tiendas especializadas en sitios donde sepas que se practica su cultivo, pues sin bulbos no es posible cultivar el azafrán.


El mejor momento para plantar los bulbos de azafrán es a finales de invierno, durante los últimos días de marzo. Una maceta rectangular de 10 cm es lo más práctico para este tipo de cultivo; siembra los bulbos a 20 cm de distancia entre uno y otro. Asegurate de tener un buen drenaje, la humedad es buena para esta planta pero no en exceso.


Durante el verano con las altas temperaturas, el riego será como con cualquier otra planta, alternando los días y con abundante agua, pero sin pasarse. Cuando florezca debemos disminuir el riego al mínimo. Con la llegada del frío la cubriremos con un plástico para protegerla del frío intenso.


Durante la floración de esta planta, que es la época de recolectar el azafrán, recogeremos sus flores y retiraremos el pistilo de la flor, ese hilito de color rojo intenso. Conservaremos los pistilos en envases de plástico y los iremos utilizando cuando cocinemos. Pero no te pases con el azafrán, con muy poquito es suficiente para aportar un gran sabor.


Cuando apreciemos que el azafrán empieza a secarse o se desprendan las hojas de la planta, esto indica que el momento de sembrar de nuevo. Para ello debemos vaciar la maceta, retirar los bulbos y volver a empezar desde cero, con los mismos bulbos, como verás el ciclo volverá a repetirse. Suele ser en el mes de junio.


¯Sabías que se necesitan 250.000 flores de azafrán para recolectar un kg de especia? Será por eso que es tan caro.