El cerezo

Este árbol caducifolio pertenece al género Prunas (especie comercial Prunas avium) de la familia de las Rosáceas, es originario de la zona del mar Calipso y del mar Negro. Fue uno de los árboles frutales más populares y valorados por los griegos, mientras que los romanos se encargaron de extenderlo en muchos territorios. El cerezo, en la actualidad, es cultivado comercialmente a lo largo y ancho del mundo; sus frutos son drupas de tonalidad roja oscura.

El cerezo

28/04/2016

Este árbol caducifolio pertenece al género Prunas (especie comercial Prunas avium) de la familia de las Rosáceas, es originario de la zona del mar Calipso y del mar Negro. Fue uno de los árboles frutales más populares y valorados por los griegos, mientras que los romanos se encargaron de extenderlo en muchos territorios. El cerezo, en la actualidad, es cultivado comercialmente a lo largo y ancho del mundo; sus frutos son drupas de tonalidad roja oscura.

Datos a tener en cuenta para el cultivo doméstico y poda del cerezo

Cerezo Cristalina - Cerezo Sumnue - Prunus avium


  • El cerezo necesita desarrollarse durante un periodo de entre 4 a 7 años antes de poder alcanzar la tan deseada producción de frutos óptimos. Durante su periodo de plena actividad, las raíces y las hojas se desarrollan aceleradamente, mientras que durante su periodo de hibernación se generan y almacenan nutrientes en los órganos de reservas (tales como raíces y tallos). Aunque las flores de este árbol presentan estambres y pistilos, es necesario contar con el soporte de un agente polinizador externo. Las abejas son una excelente opción para llevar a cabo esta labor.

  • Su tronco (de un color pardo rojizo) ramifica escasamente, por ello es necesario controlar su crecimiento mediante la poda de las ramas. En estado salvaje (es decir si no se controla su crecimiento de ningún modo), puede alcanzar los 25 metros de altura.

  • Para conseguir el mejor resultado en los frutos de este elegante árbol, es necesario podar bastante las ramas secas o indeseadas. Si las ramas son demasiadas, lo más recomendable es realizar la poda gradualmente en dos o tres años. La mejor época para podar es en otoño, durante los meses de septiembre y octubre.