Decora las zonas húmedas de tu jardín con Carex pendula

Carex pendula es una planta herbácea que se conoce popularmente como junca o cárice llorón. Se distribuye naturalmente por todo el Mediterráneo y el centro de Europa, pudiendo llegar incluso a la costa atlántica. En la Península Ibérica principalmente crece por la zona norte y oeste. Perteneciente a la familia Ciperáceas, su hábitat natural son los bosques húmedos y cerca de los torrentes de las regiones mediterráneas.

Decora las zonas húmedas de tu jardín con Carex pendula

27/09/2016

Carex pendula es una planta herbácea que se conoce popularmente como junca o cárice llorón. Se distribuye naturalmente por todo el Mediterráneo y el centro de Europa, pudiendo llegar incluso a la costa atlántica. En la Península Ibérica principalmente crece por la zona norte y oeste. Perteneciente a la familia Ciperáceas, su hábitat natural son los bosques húmedos y cerca de los torrentes de las regiones mediterráneas.


Es una planta con hojas acintadas y largas, de color verde oscuro que tiene un gran valor ornamental. La características espigas o péndulas del cárice llorón miden unos 10 o 15 centímetros de largo y se mantienen en la planta desde marzo hasta octubre y la floración es en primavera. Es fácil de cultivar y de crecimiento rápido.


El tipo de suelo puede ser tanto calcáreo como siliceo, lo importante es que este sea profundo y húmedo o levemente encharcado. Otro requerimiento edáfico a tener en cuenta es que prefiere un tipo de suelo que no sea demasiado pobre en nutrientes.


La ubicación idónea para esta planta es en un lugar con una humedad media o alta, que esté preferentemente a la sombra o semisombra. Es por ello que es muy apropiada como planta acuática y la podemos encontrar en estanques, embalses, lagunas o en los márgenes de los ríos.


Necesita un terreno con humedad constante, sobretodo durante el verano. Soporta terrenos inundados, tanto periódicamente como permanentemente, siempre y cuando no se encuentre a más de 20 centímetros de profundidad. Si se encuentra en una zona embalsada podría desarrollarse a pleno sol, aunque, como hemos dicho, crecerá más cómodamente a la sombra.