Cómo cuidar la pata de canguro

La pata de canguro es una planta que los botánicos bautizaron como Anigozanthos flavidus, coge su nombre del griego y su significado es ‚Äúextraña flor‚Äù. No obstante proviene de Australia, donde la llaman ‚Äúpata de canguro‚Äù por la singular forma de sus flores. El género Anigozanthos es de la familia de las Haemodoraceae, este suman unas 70 especies distintas, las más conocidas son: la Anigozanthos viridis, la Anigozanthos manglesii, la Anigozanthos bicolor, la Anigozanthos humilis y la Anigozanthos flavidus.

Cómo cuidar la pata de canguro

07/09/2016

La pata de canguro es una planta que los botánicos bautizaron como Anigozanthos flavidus, coge su nombre del griego y su significado es ‚Äúextraña flor‚Äù. No obstante proviene de Australia, donde la llaman ‚Äúpata de canguro‚Äù por la singular forma de sus flores. El género Anigozanthos es de la familia de las Haemodoraceae, este suman unas 70 especies distintas, las más conocidas son: la Anigozanthos viridis, la Anigozanthos manglesii, la Anigozanthos bicolor, la Anigozanthos humilis y la Anigozanthos flavidus.


La pata de canguro es un arbusto utilizado con fines ornamentales gracias a sus curiosas y coloridas flores con colores que van desde el rojo, pasando por el naranja al amarillo y hacia el verde esmeralda. Las flores tubulares y aterciopeladas, dispuestas en racimos. Estos arbustos pueden alcanzar más de un metro de altura.


Es una planta de exterior y le encanta que sus hojas respiren, al igual que estar bañada por el sol constantemente, aunque también se puede cultivar en interior. En este caso conviene buscar un lugar muy luminoso que tenga exposición a pleno sol todo lo posible.


Es una planta que resiste muy bien el frío, pero ante las heladas podemos retirar los bulbos y guardarlos en un lugar fresco y seco para volver a plantarlos en la próxima primavera. El suelo ideal para ello es uno suelto y bien drenado, pues las patas de canguro son muy sensibles a la humedad excesiva.


El riego no debe ser demasiado abundante, las patas de canguro no necesitan mucha agua para crecer bien, además se podrían pudrir sus bulbos con demasiada humedad. Es recomendable regar cada 15 días dos vasos de agua, si la tenemos plantada en maceta, doblaremos la proporción durante el periodo de floración (desde mayo a octubre aproximadamente).


Sus flores son muy apreciadas como flor cortada porque duran mucho tiempo con buen aspecto. Las plantas que cultivamos en casa, conviene ir retirando sus flores marchitas, para que las que son jóvenes tengan más vigor.


No es una planta que necesite demasiado abono, con la mitad de una dosis normal de fertilizante mineral una vez al mes durante la época de floración será suficiente.


Estos arbustos pueden ser atacados por pulgones y, si la humedad es excesiva, por hongos.