Abril, el mes de las flores

La primavera ya está aquí y son muchas las flores que despiertan con vigor. Tanto las terrazas como los jardines se llenan de color y vitalidad. Sin duda alguna, es el mejor momento para comprar aquellas plantas y flores que más nos gustan para decorar nuestros hogares. Este es un mes vital para las plantas, pues, la primavera, es una época única del año en la que las flores necesitan atenciones especiales para que florezcan con su máximo esplendor. Las plantas son seres vivos que, al igual que las personas, si las cuidamos y mimamos, nos mostrarán su faceta más hermosa.

En abril, ¿a quién no le gusta contemplar un campo lleno de amapolas o algunas de las plantas que florecen en este mes?

  • La Boca de león. Esta peculiar y bonita planta ya la podemos encontrar en pleno florecimiento, es muy común verla tanto en los jardines como en los parques de nuestra geografía. Es original de la cuenca del mediterráneo y se caracteriza por sus flores, de colores variados e intensos, agrupadas en bonitos racimos. Puede llegar a los 40-60 cm, aunque algunos ejemplares pueden llegar a medir 1 metro.

  • El Cerezo. Abril es un mes especial y muy significativo en Japón. Durante este mes, este país se convierte en un destino turístico mundial por sus famosos parques de cerezos en flor. En japonés, llaman a estas flores sakuray, la floración del cerezo constituye toda una celebración en la capital de Tokio. Es una tradición celebrar con picnics este florido día, bajo las hermosas tonalidades rosáceas de los cerezos.

  • La Pulsatilla. Esta planta proviene de Finlandia y crece de forma salvaje en los prados, pero es posible plantarla en jardines. También se conoce como flor de pascua o flor del viento, pulsatilla vulgaris científicamente. Es una hierba de tipo perenne, sus flores, de forma acampanada y de color liláceo van desde el violeta hasta el morado intenso. Crecen solitarias, siendo apenas unas pocas las que nacen de cada tallo.


Odoo • Text and Image